Seguro que no es la primera vez que has escuchado hablar de terapias para rehabilitar perros que han sufrido algún tipo de circunstancia difícil, ya sea desde un enfoque psicológico o físico. Pero más allá de eso, existe todo un mundo por descubrir, un mundo donde los auténticos maestros de la comunicación canina son ellos, los propios perros, denominados por Grupo Yaakun como perros rehabilitadores.

Estos animales cumplen una función muy importante en el proceso de rehabilitación de otro individuo de su misma especie ya que a través de la expresión son capaces de ofrecer al otro la posibilidad de sentirse mejor. Esto lo consiguen gracias a que enseñan una educación emocional basada en comunicar respeto a través de diferentes tipos de interacciones sociales.

 

Nadie puede ser tan efectivo corrigiendo y ayudando a otros como un miembro de su misma especie.

 

Cualidades de un perro rehabilitador

Un perro rehabilitador está entrenado para saber qué hacer en cada momento, cómo comunicar y actuar con cada individuo y en qué medida hacerlo. Aunque todos los perros tienen un gran potencial para este fin, sólo los más equilibrados y con un amplio abanico de señales en la comunicación son los que resaltan para esta función.

Entre las cualidades más importantes que estos animales desarrollan cabe destacar el despertar en otros canes motivaciones que tenían dormidas como puede ser el juego social, corregir comportamientos agresivos exagerados, calmar a otros perros demasiado excitados o estresados, apaciguar tensiones, dar seguridad a perros miedosos, animar a los extrovertidos, fomentar la curiosidad y la exploración hacia otros estímulos, mejorar la autoestima, etc…

Además de esto, otras características que podemos destacar de ellos son: equilibrio en sus conductas, seguridad, paciencia, firmeza, elasticidad para tratar con individuos en conductas similares, observación de la situación y del entorno, cooperación con otros perros y con el entrenador canino, motivación de querer mostrar y enseñar, paz interior, amor, comprensión, empatía y una amplia gama de recursos sociales corporales y emotivos.

Pero un perro rehabilitador también puede formarse, sobretodo, para trabajar en equipo con el entrenador canino bajo el mando de éste y bajo sus indicaciones, sin hacer caso a su instinto animal o a la forma en la que él manejaría dicha situación, aceptando que debe obedecer ciertas órdenes en algún momento para facilitar la interacción.

 

el-gran-cazador-de-señales-grupo-yaakun

 

 

¿Qué tipo de sesiones se pueden hacer con un perro rehabilitador?

A la hora de trabajar con estos perros, podemos hacerlo planteando dos tipos de sesiones: una conocida como “natural” y otra denominada “artificial”. En una sesión natural son los perros los que realizan el trabajo sin ninguna indicación, orden ni actuación inicial por parte del entrenador canino, cuya presencia en esa sesión es de mero observador, aprendiendo de los verdaderos maestros, guiando y acompañando la situación por si surge un conflicto entre dos perros o cualquier otro contratiempo.

En una sesión artificial, se combina la natural con algunas órdenes que previamente los entrenadores caninos han trabajado con sus perros. Por ejemplo, que el perro rehabilitador se quede en posición tumbado o sentado mientras el perro en tratamiento y su guía realizan un acercamiento con señales de apaciguamiento o calma en sus movimientos.

Un perro rehabilitador puede sorprendernos con conductas nuevas durante toda su vida, incluso puede llegar a parecer que no logramos conocerlo por completo. Esto, en parte, es debido a que desarrollan, aprenden y prueban diferentes estrategias, movimientos y juegos gracias a su gran poder de comunicación y a su capacidad de observación, su captación de microseñales, energías y su poderosa actividad mental y emocional.

 

Un perro rehabilitador está entrenado para saber qué hacer en cada momento, cómo comunicar y actuar con cada individuo y en qué medida hacerlo.

 

No será la primera ni la última vez que un perro nos dé una lección de humildad así que no lo dudes. En situaciones donde se requiere un trabajo de recuperación de un animal, nadie puede ser tan efectivo corrigiendo y ayudando a otros como un miembro de su misma especie.

Si quieres conocer las habilidades de tu perro como gran comunicador y rehabilitador no dudes en ponerte en contacto con Grupo Yaakun. Te ayudaremos a evaluar y a interpretar mejor sus conductas.