Experto en liderazgo y adiestramiento canino. Comprender e interpretar el lenguaje canino.

¿Raza peligrosa? ¿Reactiva
¿Comportamiento agresivo?

Experto en liderazgo y entrenamiento canino.

Cada vez somos más los que decidimos tener un perro y hacerle parte de la familia. No obstante, a pesar de esta creciente demanda, existe un gran desconocimiento sobre las razas caninas. Quiero decir, nos preocupamos por el tamaño y por sus características estéticas, pero reparamos poco en el carácter, atenciones y cuidados especiales que requiere cada raza.

Liderazgo consciente en el entrenamiento canino.

Liderazgo consciente en el entrenamiento canino.

Debashis Chatterjee, pensador, escritor y reconocido orador mundial sobre temas de liderazgo, señala en su libro El Liderazgo Consciente: “El autocontrol es un viaje a un destino que podemos denominar el ser integral. Los seres integrales viven en la vida en unidad consigo mismos y su universo. Hay una armonía y una sincronización única entre sus creencias y sus actos”.

¿Seguro que la culpa la tiene tu perro?

¿Seguro que la culpa la tiene tu perro?

En una reunión en casa, uno de mis amigos puso en el buscador del ordenador la frase: ‘Perros culpables’. A continuación, vimos unos graciosos vídeos sobre las caras que ponen algunos perros cuando sus amos llegan y consiguen un desastre que ellos han hecho.

Mis amigos decían: “Así hace mi perro cuando se orina dentro de la casa” o “Esa es la cara que pone mi perro cuando ha roto un zapato”.

Las graciosas caras de culpa de los canes eran muy convincentes, pero, ¿eran en realidad caras de culpa? Honestamente, ¿pueden nuestros perros sentir remordimiento? ¿Pueden sentirse culpables?

Experto en liderazgo canino. El perro, un espejo en el que mirarnos.

Experto en liderazgo canino.

Es normal que cuando nuestro mejor amigo muestra un comportamiento inadecuado nos preguntemos el por qué de ese comportamiento, pero no reparemos en cómo se siente o en cómo pudimos haber influido -como líderes- en el desarrollo del mismo.

Observar al perro como un ser aislado no es una acción efectiva y me permito asegurar que nunca lo fue. Considerar que sus comportamientos están determinados o condicionados por la genética o por su historia previa a llegar a nosotros, es no reconocer que nosotros también jugamos un gran papel como ejemplo en la relación y convivencia con el. En cierta forma, es como enviar un niño o a un adolescente a terapia sin que el profesional considere la influencia de la familia y del entorno del cual es parte.

Ser el líder de tu propia vida y la de tu perro

Ser el líder de tu propia vida y la de tu perro.

Pero, ¿qué es un líder?

Según la definición oficial, un líder es la “persona a la que un grupo sigue, reconociéndola como su jefe u orientadora”. Pero no todos entendemos lo mismo por jefe. Para algunos significa mandar; para otros influir. Otros lo entienden como guiar o, incluso, acompañar. Sin embargo, la palabra clave para
definir a un líder es “seguir”.

Para llegar a ser un buen líder no hay una receta mágica donde estén las claves de un éxito asegurado de por vida. Uno puede ser muy bueno y haber nacido con unas cualidades y habilidades innatas para la dirección de empresas, la motivación de equipos o la enseñanza, pero el líder no sólo tiene que nacer, sino que también tiene que hacerse.

¿Cómo podemos ganarnos la confianza de nuestro perro?

¿Cómo podemos ganarnos la confianza de nuestro perro?

¿Qué es la confianza?

En el diccionario podemos encontrar que es el término que se refiere a la opinión favorable en la que una persona o grupo es capaz de actuar de forma correcta en una determinada situación. La confianza es la seguridad que alguien tiene en otra persona o en algo. Es una cualidad propia de los seres vivos, especialmente los seres humanos, ya que, aunque los animales la posean, estos lo hacen de forma instintiva, al contrario que los humanos, que confían
conscientemente. Al ser algo que se hace consciente y voluntariamente, supone trabajo y esfuerzo conseguirla. A pesar de que sea costoso llegar a ella, se caracteriza por ser una emoción positiva.

Comunicación no verbal

Seguro que habéis oído hablar de la comunicación no verbal y de cómo nos comunicamos de esta forma a veces inconscientemente. Además, el lenguaje corporal es un gran espejo donde mostrar las verdaderas emociones del interlocutor.
Seguramente conozcáis personas que, pese a no ser especialmente desagradables o antipáticas, generan desconfianza. No sabríais decir qué es concretamente, pero desprenden un aura que hace que no te apetezca mostrarles tus emociones reales.body-language-languagelinker

Eso es porque existe una contradicción entre su comunicación verbal y su lenguaje corporal.
Otras personas, en cambio, irradian un gran carisma sin ser especialmente habladoras. Su expresión corporal está alineada con su lenguaje verbal y transmiten confianza y calidez.

Las claves del lenguaje corporal son las siguientes:
1. Gestos de la cara, el rostro es el espejo de las emociones.
2. Posiciones de la cabeza, es muy eficaz para entender sus intenciones reales, como las ganas de gustar, de cooperar o de mostrarse altivo.
3. La mirada, tiene mucho que ver con la dilatación o contracción de la pupila, la cual reacciona enormemente a los estados internos que experimentas.
4. Tipos de sonrisa, la función biológica de la sonrisa es la de crear un vínculo social favoreciendo la confianza y eliminando cualquier sensación de amenaza.
5. Posición de los brazos.
6. Gestos con las manos.
7. Posición de las piernas.

Pero, ¿Cómo afecta la comunicación no verbal a nuestros perros?

Por |junio 10th, 2016|Uncategorized|0 comentarios