¿Sufre tu perro ansiedad por separación?

Seguro que os resulta familiar un problema de comportamiento bastante frecuente actualmente en muchos perros: la ansiedad por separación. Si volvemos la vista atrás, este trastorno se puede comprender mejor al saber que los antecesores de los perros pasaban alrededor de un 85% del tiempo de su vida a menos de 50 metros de su manada. Si hoy en día esto fuera así, supondría pasar junto a nuestro perro más de 20 horas diarias todos los días de su vida. Pero como eso no es posible, algunos perro desarrollan este problema, entrando en un estado de ansiedad y estrés al quedarse solos o al no tener acceso a su dueño.

Cuando esto ocurre, su comportamiento cambia, pudiendo producirse alguna o todas de las siguientes conductas:

  1. Pérdida del control voluntario de los esfínteres, miccionando y defecando dentro de casa.
  2. Aumento de las conductas destructivas.
  3. Aumento de los ladridos, gemidos y aullidos.

¿Cómo reconocer si tu perro tiene ansiedad por separación? Lo primero de todo, se deben descartar otro tipo de problemas físicos que puedan generar este tipo de comportamiento. Además, es importante saber diferenciar un perro que tiene miedo de quedarse solo del que es destructivo porque aún es joven y del que expresa temor como respuesta a posibles estímulos externos que pueden ocurrir cuando el dueño se ha ido.

Una patrón de comportamiento repetido por la mayoría de perros que sufre ansiedad por separación viene dado antes de que el dueño se marche. En este momento, el perro se siente ansioso, le sigue allá donde va y que se queda triste cuando el dueño sale de casa. Una vez vuelve, el perro expresa una enorme alegría y lo recibe saltando sobre él, ladrándole y estando muy cerca.

perro-solo-casa

Es importante destacar que el pronóstico de la ansiedad por separación es generalmente bueno ya que, pese a ser una situación molesta, es uno de los problemas de comportamiento que mejor se resuelve. Lo recomendable, como siempre, es prevenir. ¿Cómo hacerlo?

  1. Conseguir que el perro no esté excesivamente apegado a sus dueños, acostumbrándolo a quedarse solo.
  2. Hacer salidas graduales y ejercicios de obediencia.
  3. No decirle nada al perro cuando vayamos a salir de casa, sobre todo si nos ha estado siguiendo durante los momentos previos a la salida y percibimos que está nervioso o triste. En ese caso, no intentar calmarle ni acariciarle es una buena opción ya que si el perro nota que a nosotros no nos preocupa, aprenderá que él tampoco debe preocuparse.
  4. Al regresar a casa, no permitir saludos efusivos, ignorando al perro hasta que veamos que está más relajado, que será cuando podremos saludarle.

Para solucionar la situación, recomendamos consultar con un especialista en modificación de conducta que diagnostique el problema y nos sugiera una serie de pautas a seguir para llegar a la solución. Practicar la obediencia y la relajación del perro de forma correcta es una tarea que hay que tener en cuenta en estas situaciones. El tratamiento suele consistir en modificación de conducta y en algunos casos, tratamiento farmacológico, por eso también es importante consultar con un veterinario y junto con el educador canino, realizar el trabajo de mejora en común.

Además de todo esto y de los ejercicios de obediencia, puede ser de gran ayuda cambiar las rutinas para despistar al perro y conseguir desconcertarlo. También es aconsejable que el animal realice ejercicio físico antes de quedarse solo y utilizar juguetes que dispensan golosinas y comida, diseñados especialmente para los momentos en los que el perro se queda solo. Y como siempre aconsejamos, no castigar al animal por lo que haya podido hacer ya que el castigo sólo es eficaz si se aplica inmediatamente después del hecho que haya podido cometer.

Fotografía de: http://adoptaenaragoninforma.com y http://masmascotas.com

Terapias naturales: Reiki para animales

Cada vez son más los especialistas en la terapia del Reiki aplicado en los animales ya que, al igual que pasa con las personas, ofrece resultados muy positivos y además es una técnica que no tiene efectos secundarios.

Pero empecemos por el principio. ¿Qué es el Reiki? Es un método de sanación energético que se basa en la imposición de manos en los diferentes chackras  (zonas energéticas del cuerpo) para canalizar la energía y equilibrarla, restableciendo así el equilibrio físico, mental, emocional y espiritual del animal o de la persona.

Los animales, por su condición, asimilan mucho más rápido la energía debido a que ellos no generan juicios de valor ni pensamientos. Los perros, por su situación de animales domésticos, están fuera de su hábitat natural por lo que dependen única y exclusivamente de los humanos, de que nosotros les ayudemos a desarrollarse y a no tener carencias o desequilibrios.

Por eso, en momentos de dificultad para el perro, utilizar esta terapia es una manera de conseguir beneficios saludables para nuestra mascota y también para nosotros. ¿Por qué? Los animales, al igual que los humanos, tienen sentimientos y emociones, es decir, les afecta todo aquello que ocurre en su entorno. Cualquier desequilibrio que exista en el lugar en el que viven y se desarrollan puede desestabilizarles física, psicológica y emocionalmente, favoreciendo comportamientos de agresividad, ansiedad, traumas, bloqueos emocionales o miedos. En este sentido, el Reiki proporciona bienestar y sanación del cuerpo al reestablecer el flujo de la energía a lo largo de los siete chakras, fortaleciendo el sistema nervioso e inmunológico del animal.

La duración de las sesiones puede oscilar entre 20 y 45 minutos y se puede aplicar de una a tres veces por semana ya que no tiene contraindicaciones ni efectos secundarios. Desde Grupo Yaakun te recomendamos que si quieres probar la efectividad de este tipo de terapias naturales en tu perro, lo hagas siempre de la mano de un profesional cualificado para ello.

También es importante que si se va a llevar un trabajo de reequilibrio con el perro, se trabaje el equilibrio de su líder ya que nuestras mascotas son muy sensibles al estado en el que se encuentra su mentor. Las sesiones de Reiki para animales pueden proporcionar a tu perro el balance que necesita su cuerpo a través de la energía vital así que si estás interesado en probar, no lo dudes. ¡Estaremos encantados de que nos cuentes los resultados!

Por |abril 8th, 2015|Noticias, Perros, Servicios, Terapias naturales|2 Comentarios

¿Sabes qué? Los perros también se estresan

Todos, en mayor o menor medida, hemos padecido estrés en algún momento de nuestro camino. Es cierto que hay que tenerlo controlado para tener una vida saludable, pero no nos engañemos: el estrés es algo sano y tiene su función en los procesos de aprendizaje, ya que nos hace descubrir cómo satisfacer nuestras necesidades afectivas y fisiológicas en momentos de cambio. El problema viene cuando esos niveles de estrés adecuados se desequilibran. Ahí sí, tenemos que ponernos mano a la obra.

Como hemos hablado en artículos anteriores, nuestros perros son un buen espejo en el que mirarse. Pero además de eso, absorben las emociones y sentimientos que sentimos en cada momento, afectándoles en primer lugar.  Si padecemos estrés, nuestra conducta lo va a reflejar estando más irritables o enfadados, disfrutando menos de su compañía y haciendo los paseos tensos y con prisas. Consecuencia: estamos estresando a nuestros perros.

La pregunta es, ¿por qué nuestro estrés les puede afectar? Más allá de lo que ya hemos comentado,  existen otros factores más primarios que desencadenan relaciones desequilibradas cuya causa es el estrés, la mayoría de veces, humano. ¿Por qué? Ellos dependen de nosotros para satisfacer sus necesidades ya que no son animales salvajes y por eso no se pueden adaptar a los cambios, equilibrándose así con su entorno. Al ser animales domésticos, dependen de nosotros casi para todo, por lo que si no podemos satisfacer adecuadamente sus necesidades más primarias, no les estamos dando la oportunidad de adaptarse, generando así la aparición de estrés.

Otro factor lo encontramos en los procesos educativos inadecuados. Si intentamos eliminar los síntomas del problema como pueden ser ladridos, desobediencia y demás pero no llegamos al origen del conflicto, estamos perdiendo la oportunidad de conocer cómo funcionan las emociones de nuestro amigo, centrándonos sólo en su conducta.

El curso de “El poder de la Comunicación”, que dará comienzo el próximo 21 de marzo, aborda de primera mano esta problemática a través del director del curso y de Grupo Yaakun, José Antonio Mézlau. Ahí podrás aprender cómo reducir tus niveles de estrés para así reducir los de tu mascota. Te enseñaremos a gestionar este tipo de desequilibrios así como a conocer mejor cuáles son las necesidades caninas y cómo satisfacerlas, mejorando tu calidad de vida y la de tu perro y consiguiendo el tan deseado equilibrio vital.

Mejora tu liderazgo a través de tu perro

Cuando tu perro muestra una serie de conductas inadecuadas, tenemos delante una muy buena oportunidad para cuestionar nuestro liderazgo personal. Y en este punto, la pregunta quizás sea: “¿soy un buen líder?”

En Grupo Yaakun conocemos la importancia de ser un verdadero líder en la vida, y sabemos que el mejor liderazgo trabaja mediante las emociones. A través de nuestro curso “El poder de la Comunicación” y de nuestra metodología del E.C.E. (Entrenamiento de Contacto Emocional), creada e impartida por José Antonio Mézlau, director de Grupo Yaakun y del curso, enseñamos a nuestros alumnos a liderarse a sí mismos para así poder influir positivamente en su perro y en su entorno. Y es que un perro no puede evaluar la inteligencia de una persona pero sí puede reconocer a un ser humano estable de otro inestable. Todos llevamos un líder dentro e influimos y lideramos la vida de los demás en algún momento determinado, pero esa capacidad debe ser desarrollada y trabajada, accediendo a nuestro lado sereno y firme.

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, un líder es la “persona a la que un grupo sigue, reconociéndola como su jefe u orientadora”. Pero no todos entendemos lo mismo por liderazgo. Para algunos significa mandar; para otros influir. Otros lo entienden como guiar o, incluso, acompañar. Sin embargo, la palabra clave para definir a un líder es “seguir”.

Ejercer un verdadero liderazgo implica que la gente acepte seguir a ese líder porque cree en él, en sus sueños, en sus palabras y en su visión del mundo pero también en sus capacidades y en su moral. Le sigue porque se identifica con sus ideas, considerándolas buenas para su vida también. Genera fe en los demás porque la manera en cómo conduce su vida trae como consecuencia que otros encuentren ahí una fuente de inspiración para su propia existencia.  El verdadero líder crea seguidores y no personas sumisas. El buen líder convence a la gente; no los vence.

Es fundamental que el líder desarrolle la capacidad de visionar su futuro y de conectar emocionalmente con los demás pero esto no se logra a través de contentarse o entristecerse con las alegrías y penas del prójimo. Se trata de todo un trabajo de autoconocimiento personal, autogestión y control, conciencia social y gestión de las relaciones de manera productiva.

Si pretendes que tu perro y que las personas que te rodean te sigan no puedes ser sólo un jefe. Debes ser un guía, una inspiración, un verdadero líder de dentro hacia fuera. Nadie se hace líder a solas, con su propia genética. El buen líder se desarrolla, formal e informalmente, gracias a su interacción con los demás. No nace. Se hace.

Por |marzo 6th, 2015|ECE, Formación, Liderazgo, Perros, Servicios|0 comentarios

Tu perro como espejo

Lo que el comportamiento de los animales permite adivinar sobre sus propietarios sorprendería a más de uno. Como ocurre con cada persona y situación con la que nos vamos encontrando en nuestro camino, los animales llegan a nuestra vida porque tenemos algo que aprender. Pero, ¿el qué? La relación hombre-perro va más allá de lo que podamos imaginar. Es un vínculo que traspasa cualquier frontera, donde nace una conexión emocional que va evolucionando a medida que avanza nuestra vida en común. Así, los perros se convierten en el reflejo de los humanos con los que conviven.

Al igual que cuando nos miramos frente a un espejo podemos conocer nuestra propia imagen, si miramos lo que nos pasa en la vida podremos conocer mejor nuestro interior. En este sentido, cuando un perro experimenta cualquier problema de agresividad, miedo, desobediencia o estrés, siempre está relacionado con cómo se siente, pero tendemos a simplificar la causa intentando resolver el problema desde fuera, sin preguntarnos qué sentimiento del perro ha generado esta la situación.

Pero es en ese por qué donde podemos encontrar las respuestas y, muy probablemente, la solución. Los perros cooperan con el hombre, y por eso no sólo reaccionan a lo que su guía dice sino a lo que su guía siente. Esa razón nos lleva a preguntarnos que si convivimos con un perro nervioso o estresado, quizás se debe a que nosotros estamos manifestando también esa emoción, y por ende, trasmitiéndosela a él.

Grupo Yaakun, de la mano de José Antonio Mézlau y del curso “El poder de la comunicación”, que dará comienzo el próximo 21 de marzo, trata de asesorar a sus alumnos para alcanzar sus objetivos y tener una actitud vital que produzca beneficios positivos, equilibrando así la relación con su compañero. Por medio de múltiples ejercicios creativos podemos mejorar nuestra relación y descubrir, a través de nuestro perro, interesantes caminos que conducen a un nuevo conocimiento de nosotros mismos. Sólo así comprenderemos que la convivencia con nuestro amigo tiene que generar armonía a ambas partes.

Y tú, ¿ves comportamientos tuyos reflejados en tu perro? Él es una oportunidad de cambio para mejorar tu relación contigo mismo y conseguir el éxito. Queremos ayudarte. Ven a Grupo Yaakun.

Por |febrero 25th, 2015|Adiestramiento, Aprendizaje, ECE, Formación, Perros, Servicios|0 comentarios

Entrenador de Contacto Emocional: qué es y cómo actúa

Puede que últimamente hayas escuchado hablar del Entrenamiento de Contacto Emocional y de cómo aprender a entrenar a los perros y las personas desde las emociones. Pues bien. En esta metodología, desarrollada por José Antonio Mézlau, la figura del entrenador es fundamental y por eso queremos contarte en qué consiste.

Un Entrenador de Contacto Emocional es la persona que interviene en el proceso de relación y comunicación entre un individuo y un perro ayudándoles a ambos a trabajar hacia un objetivo o propósito común. Ser un buen E.C.E es saber combinar tus talentos y habilidades como líder y comunicador para ponerlos al servicio de los demás, así como ser un buen conocedor de los perros rehabilitadores y sus habilidades sociales y comunicativas, sabiendo en todo momento cómo utilizarlos en el procesos de interacción. Es un gran observador sutil y sensible que sabe leer las emociones más allá de la conducta y que gestiona la energía, creando los entornos favorables entre los perros y las personas para provocar la armonía en los comportamientos deseados.

Un E.C.E. transmite seguridad, confianza,  serenidad y calma y a su vez también motiva para pasar a la acción en el proceso de transformación entre el perro y el individuo, motivo por el cual se aprende a interpretar y traducir los comportamientos del perro y a ser consciente de cómo le influimos en la comunicación con nuestra manera de pensar, sentir y actuar.

grupo-yaakun-ECE-blog

Una parte fundamental de este aprendizaje se centra en enseñar a los individuos a gestionar sus propias emociones, a conocerlas mejor y utilizarlas en beneficio de mejorar sus capacidades sociales a través del contacto intra e interespecífico, ya que tanto el perro como la persona con esta metodología aprenden a conocerse mejor, mejorando así la relación y estrechando el vínculo. La observación, la paciencia, las propuestas, la motivación, el saber escuchar, la provocación de errores para facilitar el aprendizaje, la decisión, los riesgos y la intuición son algunas de las habilidades con las que se caracteriza un E.C.E.

Pero ser un Entrenador de Contacto Emocional no es sólo esto. Nuestra  metodología también se aplica en procesos de desarrollo personal en los que  ayudamos al individuo a alcanzar sus objetivos, tanto en la relación con su  perro como en la relación consigo mismo, consiguiendo que se lideren mejor  para influir positivamente en su perro y en su relación con los demás.

Cuando entramos en un proceso de desarrollo personal, la relación del  entrenador con su cliente se establece en un marco íntegro de confianza plena  ya que éste  pone su atención en el desarrollo de habilidades que mejoren las  distintas áreas de la persona, ya sea en su vida sentimental, relacional, su  estado físico o la obtención de metas personales. En ciertos momentos, el  entrenador también ayuda a que el cliente sea consciente de sus insuficiencias para luego estar en mejor posición frente a la consecución de sus objetivos, sacando así lo mejor de uno mismo y  buscando el camino que le lleva desde donde está ahora hasta donde quiere estar.

Emociones, aprendizaje y crecimiento van de la mano en nuestra metodología del Entrenamiento de Contacto Emocional (E.C.E.). Si quieres descubrirlo, tenemos para ti el curso de “El poder de la comunicación”. Reserva ya tu plaza. Te esperamos el próximo 21 de marzo en Grupo Yaakun.

Por |febrero 18th, 2015|Adiestramiento, ECE, Formación, Perros, Servicios|0 comentarios

Abiertas las matrículas para el curso de adiestramiento “El poder de la comunicación”

En el Grupo Yaakun hemos empezado el año con mucha fuerza. Es por eso que os queremos contar que ya están abiertas las matrículas para el curso de formación “El poder de la comunicación”. Y te preguntarás, ¿y qué es ese curso? ¿Para qué sirve? Todas las respuestas se resumen en el siguiente concepto: ha llegado la nueva era de los entrenadores caninos.

“El poder de la comunicación” tendrá comienzo el sábado 21 de marzo, día en el que la primavera da el pistoletazo de salida. Las plazas son limitadas, pudiéndose matricular un mínimo de 12 y un máximo de 16 alumnos, que serán seleccionados a través de la persona responsable de la coordinación y organización del curso.

A través de este curso os queremos transmitir nuestra filosofía y métodos de trabajo, basados en aprender a ser un E.C.T. (Entrenador de Contacto Emocional), un tipo de formación dirigida hacia una nueva forma de sentir y comprender a los perros para poder interpretar el adiestramiento y la modificación de conducta basándonos en conceptos como la etología, la gestión emocional y social y la comunicación en sí misma.

Estamos convencidos de que el perro es un gran maestro de la comunicación y la expresión ya que sus mensajes nos invitan a comprenderlos, respetarlos y divertirnos con él. Por eso, a través del curso “El poder de la comunicación”, queremos hacer de ti un entrenador de perros desde el sentir, enseñándote a manifestar todo tu potencial y creatividad dirigiéndolo hacia una construcción respetuosa, sana y equilibrada de los perros.

Si quieres vivir una experiencia transformadora, no te lo puedes perder. Contacta con nosotros para más información y reservas. No te lo pienses más. ¡Te esperamos!

Por |enero 14th, 2015|Formación, Noticias, Perros, Servicios|0 comentarios